Saltar al contenido
Portada » Noticias » Covid-19 respuesta operativa marzo – noviembre

Covid-19 respuesta operativa marzo – noviembre

Descripción de la situación

En diciembre de 2019, la ciudad de Wuhan, en China, informó de casos de enfermedad neumónica de origen desconocido, que más tarde se confirmó que era causada por un nuevo coronavirus, una familia de virus que causa el SARS y el MERS, pero que también es responsable de muchos resfriados comunes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote como una emergencia de salud pública de interés internacional el 30 de enero de 2020 y lo reconoció como una pandemia el 11 de marzo de 2020.
Uruguay declara estado de emergencia sanitaria por la Presidencia de la República el día 13 de marzo 2020 con la aparición de los primeros 4 casos importados. El presidente en conjunto a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud determina las primeras medidas para mitigar la propagación del virus a nivel nacional.
En la actualidad el Estado ha implementado medidas Sanitarias, Económicas y Sociales para dar respuesta y soporte a la población.

Desde la declaración de la emergencia Cruz Roja Uruguaya, en su rol de auxiliar de los poderes públicos, continua su trabajo en base a escenarios plausibles de evolución del COVID- 19 con el fin de articular su respuesta de manera oportuna en las comunidades.
En el marco de la respuesta a la emergencia y basada en la realidad del entorno, cada filial trabaja para llegar a las personas con el fin de cubrir necesidades identificadas en la comunidad. Esto es posible gracias a la articulación con diferentes actores nacionales e internacionales, algunos privados, no gubernamentales y el propio Estado.

Cruz Roja Uruguaya ha tomado medidas acordes a una situación dinámica con medidas efectivas y basadas en las necesidades de la población identificada en contexto de vulnerabilidad. En base a las capacidades de la Sociedad Nacional de respuesta nacionales se entendió pertinente basar las acciones de manera integral en el primer nivel de atención: Promoción, Prevención y Protección.
Todas las áreas de la Sociedad Nacional, político estratégicas y operativas se articularon para dar respuesta oportuna. La dirección de Gestión de Riesgo y Respuesta a Desastres en conjunto a la coordinación en Salud, Voluntariado, Comunicación, Seguridad, Logística, Finanzas, Apoyo psicosocial, Protección Género e Inclusión y CEA generaron insumos y herramientas (documentos, protocolos) de soporte para una óptima respuesta integrada a través de la red territorial de filiales.

Esto ha permitido desde el comienzo de la emergencia una respuesta integrada y única al llegar a las comunidades y personas a alcanzar. Permanecen activos los Centros Operativos de Emergencia en cada una de las filiales con replicas exactas a Sede Central, esta dinámica implementada ha generado mayor capacidad en la respuesta desde la operativa de cada una de las filiales.
Además, se realizó y se continúa a través de la red territorial de filiales aplicando evaluaciones de necesidades en la comunidad de manera participativa contemplando riesgo, vulnerabilidad y considerando características como cultura, lenguaje

Descarga el documento completo: