Día mundial de la diabetes

En el marco del Día Mundial de diabetes, la Cruz Roja Uruguaya une sus esfuerzos para sensibilizar a la sociedad en estilos de vida saludable y enfermedades no transmisibles con el fin de contribuir al mejoramiento de la salud, para una vida sana y segura en las comunidades priorizadas.

¿Qué ES?

La diabetes sacarina o diabetes mellitus es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula la concentración de glucosa en la sangre, es decir, la glucemia. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (es decir, la glucemia elevada), que, con el tiempo, daña gravemente muchos órganos y sistemas, sobre todo los nervios y los vasos sanguíneos.

Diabetes: en Uruguay el 8,2 % de la población padece esta enfermedad, de esta cifra se sabe que el 20 % desconoce su padecimiento, y existe otro 8 % de los habitantes que tienen grandes probabilidades de tener esta enfermedad. Dados estos números, los estudios de prevalencia indican 16,2 el porcentaje de uruguayos con diabetes -es decir, alrededor de 534.600 personas-. Sin embargo, existen diferencias inexplicables entre países o ciudades que tienen las mismas condiciones sociales, económicas y alimentarias: la mortalidad por diabetes en los últimos años ha oscilado entre el 12 y 14 por cada 100 mil en Uruguay y entre el 6 y el 8 por 100 mil en Argentina.

La diabetes es muy poco frecuente en individuos menores de 20 años, aunque aumenta ligeramente hasta los 40 y se hace muy frecuente entre los 50 y 70 años. En la mayoría de las estadísticas casi el 50 % de los casos han comenzado entre los 40 y 60 años. Dentro de la diabetes infantojuvenil, la mayor incidencia se encuentra entre los 10 y 15 años, correspondiendo con la edad puberal.

TIPOS:

Diabetes de tipo 2

La diabetes sacarina de tipo 2 (denominada anteriormente diabetes no insulinodependiente) se debe a que el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. Esta afección a largo plazo (crónica) aumenta la circulación de azúcar en el torrente sanguíneo. Eventualmente, los niveles elevados de glucosa en la sangre pueden provocar trastornos de los sistemas circulatorio, nervioso e inmunitario.

Tu páncreas no produce suficiente insulina, una hormona que regula el movimiento del azúcar en tus células, y las células no responden de manera adecuada a la insulina y consumen menos azúcar. Los síntomas de la diabetes de tipo 2 pueden ser similares a los que ocasiona la de tipo 1, pero con frecuencia son menos intensos. En consecuencia, a veces se diagnostica varios años después de manifestarse los primeros síntomas, cuando ya han aparecido complicaciones.

Síntomas:

Con frecuencia, los signos y síntomas de la diabetes tipo 2 se desarrollan lentamente. De hecho, puedes tener diabetes tipo 2 durante años, sin saberlo. Cuando se presentan los signos y síntomas, estos pueden comprender los siguientes:

· Aumento de la sed

· Micción frecuente

· Aumento del hambre

· Pérdida de peso involuntaria

· Fatiga

· Visión borrosa

· Llagas que tardan en sanar

· Infecciones frecuentes

· Entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies

· Zonas de piel oscurecida, por lo general en axilas y cuello

Diabetes de tipo 1

La diabetes sacarina de tipo 1 (denominada anteriormente diabetes insulinodependiente) se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona.

Los síntomas de este tipo de diabetes, que pueden aparecer de forma súbita, se incluyen la excreción excesiva de orina (poliuria), la sed (polidipsia), el hambre constante, la pérdida de peso, los trastornos de la visión y el cansancio.

Síntomas:

Los signos y síntomas de la diabetes tipo 1 pueden aparecer de forma relativamente repentina y comprender lo siguiente:

· Aumento de la sed

· Necesidad de orinar a menudo

· Incontinencia urinaria en niños que anteriormente no mojaban la cama durante la noche

· Hambre extrema

· Adelgazamiento no intencional

· Irritabilidad y otros cambios de humor

· Fatiga y debilidad

· Visión borrosa

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional, que, como su nombre indica, aparece durante el embarazo, consiste en una glucemia superior a la normal pero inferior a la que justifica un diagnóstico de diabetes

Este tipo de diabetes aumenta el riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto. Además, tanto la madre como, posiblemente, sus hijos corren más riesgo de presentar diabetes de tipo 2 en el futuro.

Repercusiones en la salud

Con el tiempo, la diabetes puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los nervios.

· Los adultos con diabetes tienen un riesgo de dos a tres veces superior de presentar un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular.

· La neuropatía diabética en los pies, junto con la reducción del flujo sanguíneo, aumenta el riesgo de presentar úlceras e infecciones que, en última instancia, pueden requerir una amputación.

· La retinopatía diabética, que se debe a la acumulación con el tiempo de lesiones en los capilares de la retina, es una causa importante de ceguera (causa el 2,6% de los casos de ceguera en el mundo).

· La diabetes es una de las principales causas de insuficiencia renal.

Prevención

Se ha demostrado que hay medidas simples relacionadas con los hábitos que previenen eficazmente o que retrasan la aparición de la diabetes de tipo 2. Para ayudar a prevenir este tipo de diabetes y sus complicaciones se deben seguir estas conductas:

· conseguir y mantener un peso corporal saludable;

· realizar al menos 30 minutos de actividad física de intensidad moderada la mayoría de los días.

· tener una alimentación saludable, sin azúcar ni grasas saturadas;

· no consumir tabaco, puesto que fumar aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares.